Top
Ruta de 3 semanas por Vietnam

Dicen que viajar te cambia la vida; que te abre la mente

Y voy yo y lo descubro a los treintaytantos… 😅

Porque me he pasado toda la vida pensando en que irse de viaje consistía en hacer una meticulosa investigación, trazar un plan y seguirlo al dedillo porque -obviamente- aquello que está investigado y preparado no se puede mejorar. ¿O sí?

Una planificación a medias

Venga va, no me las voy a dar de mega aventurera porque muchas cosas sí que las llevé organizadas desde casa. Y, de hecho, toda mi investigación previa nos ayudó mucho a la hora de tomar decisiones de último minuto.

Pero resultó que los primeros 10 días en los que todo estaba abierto, nos permitieron improvisar, aventurarnos y vivir experiencias que siempre recordaremos (principal objetivo de nuestra luna de miel).

Y dicho todo esto, y aunque no llevar una ruta marcada puede ser un gran acierto, vamos a hablar de los posibles itinerarios que ofrece el país.

La ruta más común (y turística) de Vietnam

Antes de nada, cabe remarcar que si un lugar es turístico, ¡por algo será!

Seamos sensatos: los lugares se popularizan porque tienen algo especial que los diferencia del resto. Así que sería una incongruencia igualar turístico a malo.

Por lo tanto, esta ruta que voy a presentar ahora incluye todos esos puntos turísticos que tienen ese “algo” especial en Vietnam.

(He creado este mapa ilustrativo para que os hagáis una idea de dónde se sitúa cada lugar en el mapa)

Vietnam de norte a sur

La ruta habitual suele abarcar un recorrido de norte a sur (o de sur a norte) de Vietnam. Y suele incluir:

  • Hanoi: la capital de Vietnam se resume en un caos encantador; millones de motos, puestos callejeros de comida, tiendas de imitaciones, pero también cultura y monumentos llenos de historia.
  • Sa Pa: suele ser el punto que elige la mayoría de turistas para ver los impresionantes paisajes del norte de Vietnam llenos de campos de arroz de un verde intenso (sin coincide la época del año, claro). Lo más común es realizar un trekking de varios días con guía.
  • Ha Long Bay: es el lugar más famoso de todo el país. Y con razón. Esta bahía repleta de formaciones kársticas que emergen imponentes del mar nos muestra un paisaje tan increíble como fotogénico. Es habitual realizar un crucero (de uno, dos o tres días) para poder disfrutar la zona.
  • Ninh Binh: esta zona de arrozales y ríos navegables se ha popularizado recientemente gracias a miradores como Mua Caves o paseos en barco como el de Tam Coc o Trang An.
  • Hue: se trata de la capital imperial de Vietnam; allí donde residieron los emperadores de la dinastía Nguyen allá por 1800. Y por tanto, es una localización llena de templos, pagodas, palacios y santuarios.
  • Hoi An: se conoce como la ciudad más bonita de Vietnam, principalmente porque los farolillos que adornan cada rincón y su canal navegable lo convierten en un lugar realmente mágico, especialmente, por la noche.
  • Ho Chi Minh: la visita a Ho Chi Minh normalmente está justificada para realizar las excursiones de los túneles de Cuchi (y así conocer mejor la historia de la guerra de Vietnam) y del Delta del Mekong.

Nuestra alternativa: centrarnos en el norte

Si bien conocer todo Vietnam y sus diferencias culturales entre el norte y el sur puede llegar a ser una gran tentación, nosotros optamos por viajar más despacio y centrarnos en conocer mejor todo lo que ofrece el norte de este país.

Y aunque no realizamos la ruta en el orden que voy a exponer (porque tuvimos que improvisar algunos destinos y adaptarlos al recorrido que teníamos planificado), el siguiente itinerario circular sería el orden lógico para realizar esta inmersión por el norte de Vietnam:

Inmersión en el norte de Vietnam

1. Hanoi:

Fue nuestro primer contacto con Vietnam, ¡y vaya primer contacto!

Al principio su caos de tráfico y gente puede asustar un poco, pero es curioso como al final ¡acaba enganchando!

Nosotros aprovechamos esas primeras horas en la capital para hacer un Street Food Tour donde aprender sobre la gastronomía local y ¡quitarnos la escrupulosidad de golpe!

Porque si de buenas a primeras nos dijeran que tenemos que comer en unas mesas y sillas minúsculas, una comida que se ha cocinado prácticamente en la calle, en unas condiciones de salubridad un tanto cuestionables, ¡no lo hubiéramos hecho ni locos!

Y en cambio, este tour nos permitió conocer de primera mano (de una local) las costumbres de los vietnamitas en la mesa y conocer los platos más típicos (y deliciosos) del país y de Hanoi.

Qué ver en Hanoi

Es mi deber informarte de que no somos de esas personas que visitan “atracciones”.

Por eso, aunque existen infinidad de lugares que visitar en Hanoi (el templo de la literatura, la pagoda de pilar único, el mausoleo de Ho Chi Minh…), nosotros nos limitarnos a callejear y descubrir la ciudad perdiéndonos en su vorágine.

Old Quarter Hanoi

Vivimos la experiencia de alquilar una scooter en una de las ciudades con más motos del mundo (el título lo ostenta Ho Chi Minh City) y recorrer tanto la ciudad como sus alrededores.

Y aunque parezca una locura, cuando estás dentro de ese caos, ¡resulta que no es para tanto! No existen leyes de tráfico, ni semáforos, ni ceda el paso, y sin embargo, ¡funciona!

Si tienes cierta experiencia conduciendo motos, te animo a que lo pruebes. ¡Es toda una experiencia!

Otra de las experiencias imperdibles para convertirte en un vietnamita más es visitar el lago Hoan Kiem en fin de semana.

Cuando llega el viernes, las carreteras alrededor del lago se cierran al tráfico y los jóvenes toman las calles llenándolas de improvisados bailes, karaokes (su actividad favorita), mesitas y sillas diminutas donde tomar cerveza y comer pipas y terreno de diversos juegos.

Siéntate en una mini-silla y ¡disfruta del espectáculo con una Hanoi Bia!

Hoan Kiem fin de semana

Y, hablando de cervezas: tampoco deberías perderte ¡las cervezas más baratas del mundo! Las ¡Bia Hoi Hanoi!

Esta cerveza que, literalmente significa cerveza de barril, al parecer, se realiza cada noche para venderla al día siguiente por 5.000 VND (unos 0,20€).

Nosotros la encontramos en varios puntos diferentes del Old Quarter de Hanoi y aunque no será la mejor cerveza que hayas probado, es divertido presenciar el ambiente que se forma entre vietnamitas ruidosos y turistas dispuestos a cogerse la manga más barata de la historia 😂.

2. Mai Chau:

Después de la locura de las calles de Hanoi, seguro que agradeces un poquito de tranquilidad.

En Mai Chau podrás disfrutar de un relajante paseo en bici entre campos de arroz mientras contemplas la vida cotidiana y rural de los vietnamitas.

Mai Chau Vietnam

Además, desde el mismo Mai Chau puedes subir a la Chieu Cave; una enorme cueva que te espera al final de una escalinata de ¡1200 escalones! Desde arriba, subiendo un poquito más por un camino de monte, también tendrás vistas privilegiadas de Mai Chau y sus alrededores.

Qué ver en los alrededores de Mai Chau

En Mai Chau no hay mucho más que hacer que disfrutar del slow life del lugar.

Sin embargo, si quieres moverte un poco y hacer algún trekking, puedes visitar la reserva natural de Pu Luong. Una zona montañosa llena de pequeñas aldeas donde los niños juegan en mitad de la carretera y los perros son muy amistosos (en el resto de Vietnam suelen ser bastante pasotas).

Para nosotros la experiencia de ir hasta allí fue redonda gracias a donde nos alojamos; Pu Luong Holiday: unas cabañas de bambú con grandes ventanales que te permitían disfrutar del amanecer en plena naturaleza sin salir de la cama.

Reserva Natural Pu Luong Vietnam

3. Ha Giang – Cao Bang:

Esta ruta fue el principal motivo por el que nos decidimos a ir a Vietnam.

Amantes de la naturaleza como somos, este recorrido nos prometía paisajes que combinaban grandes montañas con valles llenos de arrozales.

Pero la experiencia superó las expectativas.

Alquilamos la moto en QT motorbikes; una Suzuki que nos aguantó como una campeona sin darnos absolutamente ningún problema (¡y eso que no se lo pusimos fácil!).

Ruta por el norte de Vietnam en moto

Y, aunque ya llevábamos una ruta prediseñada, los chicos de QT nos hicieron deshecharla por completo para aconsejarnos un recorrido de 6 etapas por las vías más impresionantes (e inesperadas):

  1. Ha Giang – Du Gia
  2. Du Gia – Dong Van
  3. Dong Van – Lun Cu – Meo Vac
  4. Meo Vac – Bao Lac
  5. Bao Lac – Cao Bang
  6. Cao Bang – Ban Gioc Waterfalls – Cao Bang

A pesar de tratarse de rutas de unos 100-120km, es muy fácil que te lleve 5-6 horas hacerlas, ya que además de que las carreteras están llenas de curvas y baches, te pararás mil y una veces para hacer fotos.

Durante estos 6 días pudimos conocer el Vietnam más auténtico y el más humilde.

Aldeas del norte de Vietnam

Especialmente en la etapa de Meo Vac a Bao Lac donde la carretera se convirtió en un camino de monte, tuvimos que atravesar un río en una “barca” de bambú (con moto incluida, claro) y cruzamos aldeas de etnias locales donde alucinaron con nuestra presencia… Fue una experiencia que se nos ha quedado grabada para siempre.

4. Cat Ba y Ha Long Bay:

Existen varias opciones para visitar la famosa Ha Long Bay sin que esté a rebosar de turistas. Una de ellas es ir en temporada baja, claro.

Pero la otra es hacer el crucero por Lan Ha Bay. Se trata de la parte de la bahía que está más cerca de la isla de Cat Ba y todavía no está tan masificada (ni contaminada) como Ha Long.

Pero el tema de los cruceros es un tanto complicado.

Ha Long Bay está tan explotada que la oferta de barcos que existen es una auténtica locura.

Dispones de, aproximadamente, tres rangos de barcos a diferentes precios:

  • Barcos muy básicos que hacen excursiones de día. Suelen ser muy baratos por lo que no tendrás grandes expectativas.
  • Barcos de nivel y precio intermedio en los que puedes dormir una noche. Aquí es donde te la juegas. He leído historias terroríficas en las que utilizan el barco simplemente para hacer idas y venidas al puerto sin hacer ninguna de las actividades que te proponen previamente.
  • Barcos de lujo o super lujo donde pagas pero también recibes. Obviamente, como en todo, los hay mejores y peores pero creo que, en general, todo el mundo sale bastante satisfecho.

Nosotros optamos por la tercera opción ya que fue un regalo de boda y, aunque disfrutamos mucho, no nos convencieron demasiado las actividades que hicimos durante la jornada.

Amanecer en Ha Long Bay

Qué más hacer además del crucero por Ha Long Bay

Nosotros decidimos conocer más a fondo la zona por lo que, además de la noche del crucero, nos quedamos dos noches más que nos alojamos en Viet Hai: una aldea aislada que se encuentra en la isla de Cat Ba, y a la que sólo se puede acceder o realizando un trekking de unos 10km o cogiendo un barco.

Si bien es cierto que este aislamiento supone que no hay mucho que hacer en Viet Hai (de hecho, te recomiendo alojarte una noche en vez de dos), disfrutamos muchísimo de todas las actividades que realizamos durante nuestra estancia.

Empezando por el ferry que te lleva a la aldea: ¡atraviesa Lan Ha Bay durante una hora y por tan sólo 2€!

Ferry público Lan Ha Bay

Además lo más común en la isla es moverte en bicicleta, y ¡no sabes lo que se puede llegar a disfrutar de ese paseo por medio de una casi-selva sin cruzarte con un alma!

Pero, como buenos amantes de la montaña, lo que más nos gustó fueron los dos trekkings que hicimos durante nuestra estancia allí.

1. Navy Peak: Este trekking nos engañó completamente, porque esperábamos un paseíto de 2km, y nos encontramos con una ruta de, efectivamente, 2km pero prácticamente verticales por rocas enormes y resbaladizas, y cables de alta tensión que se te cruzaban constantemente. Pero, las vistas desde arriba compensaron cualquier esfuerzo…

Mirador gratuito a Ha Long Bay
2. Viet-Hai – Cat Ba: La grandísima mayoría de gente lo hace en sentido contrario, pero nosotros nos alegramos de haberlo hecho así ya que el tramo difícil estaba en nuestra primera mitad (la segunda mitad se convierte en un camino mucho más transitable). A pesar del deja vu con respecto al Navy Peak, ¡atravesar la selva fue toda una experiencia!

De Cat Ba a Viet Hai

5. Tam Coc:

Tam Coc, en la provincia de Ninh Binh, fue nuestro lugar escogido para terminar nuestra luna de miel.

Decidimos coger un hotel de una categoría mayor y con piscina que nos permitiera acabar el viaje por todo lo alto, y Tam Coc Garden Resort fue un verdadero acierto.

Pero es que además disfrutamos muchísimo de los 4 últimos días allí donde descansamos, anduvimos en bici, pero también visitamos algunas de las “atracciones” que ofrece la zona.

Qué ver en la zona de Tam Coc

No puedes ir a Tam Coc y no hacer uno de sus múltiples paseos en barco (a remo). De hecho, yo llegué a contar hasta 5 diferentes:

Barco a remo Tam Coc

  • Linh Coc: Este es el que escogimos nosotros. No por ser el más bonito sino por ser el menos transitado. De hecho, a primera hora de la mañana, pudimos hacer el paseo en barco completamente solos.
  • Thung Nang: Otra opción poco transitada. Antes de llegar a Vietnam ni siquiera había oído hablar de esta opción.
  • Tam Coc: Es uno de los más masificados pero también debe ser el más bonito de todos, especialmente si se hace en la época en la que los arrozales están en su momento más verde.
  • Trang An: Se ha considerado como la alternativa menos masificada a Tam Coc, e incluso hay quien dice que es aún más bonito. Sin embargo, los últimos años lo han popularizado tanto que también es una opción bastante concurrida.
  • Van Long: Es la opción más alejada de Tam Coc y el paisaje debe de cambiar mucho, pero a aquellos que lo han hecho no les ha defraudado.

Otro de los imperdibles (a pesar de su popularidad y por tanto, gran afluencia de gente) son las Mua Caves.

Y aunque se llamen cuevas allí a nadie le interesa meterse bajo tierra.

Su principal atracción es el mirador que se encuentra al final de una escalinata de 500 escalones. Sin duda, las vistas desde arriba bien merecen el esfuerzo.

Mua Caves Ninh Binh

Abren a las 5 de la mañana, hora en la que disfrutarás de las vistas con menos gente, mejor luz y menos calor (si vas en verano).

6. Hanoi:

Para coger el avión de regreso tendrás que volver a la capital de Vietnam, así que te aconsejo que guardes algunas horas para hacer compras de última hora.

En Hanoi encontrarás numerosas tiendas bajo el nombre “Made in Vietnam” que te ofrecen imitaciones de prendas de marca a precios de risa; eso sí, ¡tienes que estar dispuesto a regatear a muerte!

Nosotros acabamos llevándonos varias prendas de The North Face para toda la familia por unos 12€ el artículo, y mochilas de la marca Fjallraven Kanken por 6€ la unidad.

Ahora, no te engañes; ¡no esperes la misma calidad que el original! Pero los plumíferos que nos llevamos ya los hemos puesto a prueba a 0 grados y ¡funcionan!

En el equilibrio está la clave

Como habrás podido comprobar, la ruta que realizamos combina un poco de esos lugares turísticos que son necesarios visitar, con localizaciones remotas donde conocer el auténtico Vietnam. Y creo que eso lo ha convertido en uno de los viajes más bonitos y divertidos que jamás hemos hecho.

¿Vas a viajar a Vietnam y te ha quedado alguna duda? ¡Déjamela en los comentarios!

Comments:

post a comment