Top
Rutas de 10 días de Escocia

Cuando, allá por los inicios de 2018, empezamos a pensar en nuestro destino de vacaciones de aquel año, yo estaba emperrada en ir a Canadá.

Visitar las rocosas hubiera sido un sueño cumplido, sin embargo, Guille, no tenía ganas de hacer un viaje en avión tan largo.

De pronto me dijo: ¿por qué no Escocia? Y mi radar busca-naturaleza se activó automáticamente: prados verdes, castillos medievales… uhmmm… ¡aquello pintaba muy bien! ¡Aprobado!

Pero no fue hasta que empecé a hacer mi clásica investigación antes de cada viaje cuando me entusiasmé con el destino escogido.

Escocia es naturaleza de un verde intenso; son castillos medievales; pero también son acantilados de infarto, pueblitos costeros y playas más propias del caribe que del norte de Europa.

De mi investigación/selección de los lugares más fotografiables y más bonitos que ver de Escocia salió una lista que era completamente imposible de cubrir en nuestros diez días de vacaciones.

Así que no hubo más remedio que configurar diferentes opciones de ruta y escoger la que más nos gustara.

Y, ¡oye! Dado que ya me tomé el “trabajo” de configurar todas las posibles rutas y guardarlas a buen recaudo (como hago con todos los viajes y que os conté en un post anterior), he decidido ahorrarte esa fase y ofrecerte tres posibles rutas (fotográficas) por Escocia para que escojas la que más se ajuste a tu estilo de viaje.

*Nota: No soy una persona de masas. Por eso, aunque todas las rutas incluyen los puntos más famosos y fotogénicos de Escocia (con su correspondiente turismo), en cada opción he incluido alguna etapa que se sale de las zonas más turísticas en busca de la tranquilidad y la autenticidad del país.

*Nota 2: Como no he hecho dos de las tres rutas, no puedo asegurar que dé tiempo a hacer todo lo que pongo a continuación, pero sí puedo asegurar que la ruta está investigada bien a fondo. 😉

Historias y leyendas: castillos y ruinas escocesas

Ruta de los castillos de Escocia

Si lo tuyo son los castillos y las ruinas, y te encanta conocer (o imaginar) las historias de años pasados, esta puede ser tu ruta ideal.

Aquí va mi propuesta número uno:

Día 1 y 2:

Visitar Edimburgo

Día 3:

Saint Andrews
Bosque The Hermitage
Pitlochry

Día 4:

Inverness
Urquhart Castle en el Lago Ness
Eilean Donan Castle

Día 5 y 6:

Isla de Skye:

Old Man of Storr
Mealt Falls
Quiraing
Fairy Glenn
Fairy Pools
Nest Point
Coral Beach

Día 7:

Glenfinnan (cruzando en ferry desde Armadale)
Valle de Glencoe

Día 8:

Castle Stalker
Oban
Isla de Kerrera (cruzar en ferry)

Día 9:

Kilchurn Castle
Loch Lomond*
Stirling

Día 10:

Regreso a Edimburgo

 

Lo que difiere esta ruta de las demás, es que, una vez visitado Edimburgo, nos aproximaremos al este de Escocia para conocer la impresionante Catedral de Saint Andrews -sus ruinas, en realidad- (¡que pena me dio perdérmela!).

 

Y, antes de retomar el camino hacia Inverness y su famoso Lago Ness, haremos un alto en The Hermitage y nos deleitaremos con sus frondosos bosques lleno de ríos y cascadas. ¿Quién podría resistirse a parar en un lugar así?

 

Me saltaré todo lo que va de los días 4 al 7 (porque todo eso sí lo visité y hablaré de ello largo y tendido) para llegar al día número 8 a Oban.

Este pueblito costero y poco turístico te permitirá comer marisco, visitar castillos y conocer más de cerca cómo se produce el whisky en una destilería. Pero además, es la puerta de entrada (a 5 minutos en ferry) de la isla de Kerrera. El lugar perfecto los amantes del senderismo y la aunténtica tranquilidad. ¡Ah! Y, por supuesto, ¡también tiene su propio castillo!

 

 

Al final de esta propuesta de ruta, también incluí el Loch Lomond*; famoso por ser el lago más grande de Escocia. Sin embargo, probablemente, hoy en día, suprimiría esa parada, ya que al ser tan grande, estoy bastante segura de que en vivo no ofrecerá mayor interés (mucha agua junta y poco más, ¿no?).

El roadtrip: La ruta 66 escocesa

Road Trip por Escocia

Si lo que más va contigo es hacer un road trip al más puro estilo de la ruta 66 americana, esta sería la opción que mejor se ajustaría a tus estilo de viaje.

Día 1 y 2:

Visitar Edimburgo

Día 3:

Inverness
Urquhart Castle en el Lago Ness
Beauly Priory

Día 4:

Girnigoe Castle
John O’Groats

Día 5:

Durness (Smoo Cave)
Unapool (Wailing Widow Falls)
Ullapool
Eilean Donan Castle

Día 6 y 7:

Isla de Skye:
Old Man of Storr
Mealt Falls
Quiraing
Fairy Glenn
Fairy Pools
Nest Point
Coral Beach

Día 8:

Glenfinnan (cruzando en ferry desde Armadale)
Valle de Glencoe

Día 9:

Castle Stalker
Kilchurn Castle
Loch Lomond*
Stirling

Día 10:

Regreso a Edimburgo

 

Sin ser la ruta pura de la North Coast 500 (llamada así, por las 500 millas de distancia que la cubren), esta opción te permitirá visitar zonas a las que la gran mayoría de los turistas no llegan.

En la costa más al norte podrás visitar castillos a la orilla de acantilados como el Girnigoe Castle

 

 

formaciones rocosas que salen del mar como por arte de magia (esas que a mí me alucinan)…

 

 

… o inmensas cuevas (con una boca de unos 15 metros de altura) como la Smoo Cave de Durness.

 

 

La única razón por la que descartamos esta ruta, era por las largas horas en coche. Nos apetecía un plan más activo que incluyera más trekkings y menos coche, pero sin duda, esta opción la guardo a buen recaudo porque algún día la haré. ¡Seguro!

Escocia en estado puro: en busca de la autenticidad

Escocia menos turística

Día 1 y 2:

Visitar Edimburgo

Día 3:

Pitlochry
Urquhart Castle en el Lago Ness
Inverness
Beauly Priory

Día 4:

Unapool (Wailing Widow Falls)
Old Man of Stoer
Ullapool

Día 5:

Stornoway (Islas Hébridas Exteriores)
Butt of Lewis Lighthouse

Día 6:

Stac a’ Phris Arch
Mangersta
Callanish Standing Stones
Tarbert
Eilean Glas Lighthouse
Playas de la costa oeste

Días 7 y 8:

Isla de Skye:

Old Man of Storr
Mealt Falls
Quiraing
Fairy Glenn
Fairy Pools
Nest Point
Coral Beach
Eilean Donan Castle

Día 9:

Glenfinnan
Valle de Glencoe
Kilchurn Castle
Stirling

Día 10:

Regreso a Edimburgo

 

Esta fue nuestra ruta escogida.

El atractivo de ésta y lo que difiere de las otras dos opciones, es el hecho de acercarnos hasta las Islas Hébridas Exteriores; la Escocia más pura y auténtica.

En estas islas todavía se oye hablar a algunos locales en gaélico escocés. No encontrarás apenas alojamientos, y salvo su atractivo más famoso, las Callanish Standing Stones, no te cruzarás con más de un puñado de turistas (¡aunque sí con muchas ovejas!).

Isla de Lewis Escocia

Y si todo esto no fuera suficiente aliciente, además están sus playas. Imagínate una playa del caribe con arena blanca y aguas turquesas y transparentes. Pues ahora ¡trasládalo al norte de Escocia y alucina!

Playas de la Isla de Harris en Escocia

Por suerte o por desgracia, la ruta que habíamos previsto hacer no fue la que finalmente hicimos.

Una confusión con los ferrys nos hizo tener que añadirle un día a estas maravillosas islas del norte (cosa que no nos importó en absoluto), para restárselo a la Isla de Skye (cosa que sí me importó muchísimo).

(Te contaré más -y habrá más fotos- en el próximo post 😉.)

A pesar de ese pequeño contratiempo, el viaje fue maravilloso y volví completamente enamorada de Escocia… Tanto que no dudo en que volveré y me quitaré la espinita de hacer las otras dos rutas que había diseñado para, así, seguir engordando mi álbum de fotos de este impresionante país.

 

¡Cuéntame tus dudas en los comentarios! ¡Espero que mi máster acelerado de Escocia me sirva para ayudarte! 😉

post a comment