Top
Formato vertical vs horizontal

Hagamos una prueba.

Ve allí donde guardas tus fotos: tu ordenador, tablet o móvil.

Y ahora fíjate en el formato de la mayoría de tus fotografías. Me atrevería a decir que en una proporción de 80%-20% o incluso 90%-10% ganan las fotos en formato horizontal.

Proporción fotos verticales

Más aún si, como yo, eres de hacer fotos especialmente durante tus viajes.

No hay por qué preocuparse, porque en realidad la mayoría de las veces, el formato horizontal es lo que más sentido tiene:

  • Si vamos a fotografiar un paisaje, vamos a querer abarcar la mayor cantidad de escena que tenemos delante, y por tanto, la misma fotografía nos pedirá que sea en horizontal.
  • Además, estamos muy influenciados por cómo se nos muestran las imágenes en todo lo relacionado con el mundo audiovisual. Como, por ejemplo, en el cine que es, no sólo horizontal, sino que además es panorámico; o la televisión donde se nos muestra absolutamente todo en formato apaisado

Pero a pesar de que, como he dicho, lo horizontal sea lo que más sentido tiene en determinados momentos, hacer fotos en vertical puede llegar a ayudarnos a ser mejores fotógrafos.

A continuación te voy a presentar algunos motivos por los que disparar en vertical será mejor que hacerlo en horizontal:

1. Conseguirás más variedad de planos

Es evidente, ¿no?

Si nos esforzamos en realizar más fotos en vertical, conseguiremos que el conjunto de las mismas sea más variado.

Lo agradeceremos especialmente si tenemos que hacer algún tipo de álbum o collage de fotos de nuestro viaje.

Ya que el disponer de fotografías tanto horizontales como verticales en una proporción similar nos permitirá crear una composición mucho más dinámica y original.

2. Te obligarás a ser más creativo

Este es un ejercicio que intento hacer en todos mis viajes.

Llego a una localización donde la fotografía lógica es hacerla en horizontal. Pongamos, por ejemplo, un paisaje verde donde el protagonista es un castillo típicamente escocés.

El castillo es más ancho que alto y el paisaje de alrededor se extiende a ambos lados de la construcción medieval, por lo que, sí, es obvio que la razón nos empuje a disparar en horizontal.

¿Qué pasaría, entonces, si hacemos esa misma foto en vertical?

Lo normal es que nos sobrara cielo por arriba y suelo por debajo del castillo.

Pero este punto trataba sobre obligarnos a ser más creativos. Así que, ¿cómo hacer que el encuadre vertical adquiera más interés y que el espectador no sienta que sobra espacio por arriba y debajo del castillo?

Intentando rellenar dichos espacios con elementos que tengas a tu alrededor.

Puede ser una persona sentada en el suelo mirando hacia el castillo, unas rocas en primer plano o un árbol cuyas ramas y hojas enmarquen el edificio por arriba.

Fotos originales en vertical

Utilizando esos elementos conseguirás que la imagen tenga más fuerza a pesar de utilizar el formato vertical.

3. Conseguirás una mayor sensación de profundidad de campo

En la línea del punto anterior, gracias a que vamos a esforzarnos en buscar elementos que “rellenen” nuestro encuadre, vamos a favorecer que la imagen tenga una mayor tridimensionalidad.

¿Cómo? ¿Por qué?

Pues porque los elementos que coloquemos a lo largo de los diferentes planos de la fotografía, nos ayudarán a crear esa sensación de que unos objetos (o personas) están más cerca que otros de la cámara.

como Profundidad en formato vertical

Así, como se puede apreciar en esta foto, si rellenamos el espacio entre la persona y el paisaje más alejado poniendo unas flores en el primer plano, conseguiremos que se diferencien mejor los distintos elementos en el espacio de la foto, creando esa sensación de mayor profundidad.

Por el contrario, en una fotografía horizontal en la que sólo nos centremos en el elemento principal y el paisaje que tiene alrededor, corremos un mayor riesgo de que los elementos que componen la foto queden empastados; como si estuvieran en el mismo plano.

4. Mostrarás detalles que en horizontal pasarían desapercibidos

Hay ocasiones, en las que la fotografía necesita ser vertical.

Una de esas ocasiones es cuando realizas retratos.

La verticalidad de las personas hacen que el encuadre pida ser vertical. Es como mejor se enmarca a la persona y como más conseguimos centrar la mirada del espectador en lo que nos interesa: el o la modelo en cuestión.

Así que si quieres fotografiar la cultura local, centrándote en las personas que te cruzas en tu camino, opta por fotos verticales.

Pero hay una ocasión clara más donde la foto nos pedirá a gritos sacarse en vertical: cuando queramos demostrar verticalidad, valga la redundancia.

Salto do Rosal Furnas

Es decir, ¿cómo si no vas a demostrar que en esa playa había las palmeras más altas que jamás has visto?

O ¿cómo vas a transmitir la inmensidad de una ciudad llena de rascacielos si no es sacando esa grandiosidad y rellenando el formato vertical?

Todas aquellas escenas que incluyen elementos que son altos serán necesariamente sacadas en vertical, ya que ello conllevará que la sensación se vea incrementada.

5. Tus fotos serán más llamativas en redes sociales

Cada vez hay menos gente que consume contenidos en ordenadores. Hoy en día el móvil es el rey y… ¡sorpresa! ¡El móvil es vertical!

Así que si subes tus fotos a Instagram o a Facebook en formato horizontal, tu fotografía sólo ocupará como la mitad de la pantalla. Mientras que si la subes en vertical, el espectador podrá apreciar tus fotos a toda pantalla.

¿Que significa eso? Que, indirectamente, al ocupar toda la pantalla, la fotografía va a ser más llamativa, va a gustar más, y ¡te vas a llevar más likes! 😉

Conclusión

No dejes de fotografiar en horizontal. Porque es la fotografía más natural; la que nos nace.

Pero atrévete con la vertical, para variar, para romper, para comunicar más y mejor.

¡Trata de conseguir que la próxima vez que mires la proporción de fotografías horizontales y verticales de tu carpeta de almacenamiento de fotos esté más equilibrada!

Comments:

post a comment