Top
Elemento humano en fotos

Llegas a una localización alucinante; de esas que quitan el hipo. Y ya estás visualizando la pedazo de foto que vas a hacer.

Te pones el visor de la cámara en el ojo, y ¡click! Disparas. ¡Esto promete!

Pero cuando miras la fotografía en la previsualización de la cámara, te quedas un poco como descafeinado. No has conseguido retratar ese impacto que te ha causado el lugar al verlo con tus propios ojos.

¿Por qué? 😞

¡Por qué! 😭

Tengo una mala noticia. Puede haber millones de razones por las que no consigas transmitir lo que en realidad ves: la composición, la perspectiva, la luz

Pero ahora te doy la buena noticia: tengo un truquito que sí que va a ayudar a mejorar tu fotografía de viajes en muchos aspectos.

Añade un elemento humano

Esto que suena tan raro y técnico, simplemente significa que hagas que una persona forme parte de la foto; es decir, que te pongas en la foto tú o alguien de tus acompañantes.

¡Pero espera! Antes de que te coloques como en la clásica foto mirando a cámara delante del paisaje (y muchas veces tapándolo 😕), vamos a ver cómo hacer que tu integración en la foto tenga una intención real y consiga transmitirla.

Para ello, vamos a ver los diferentes motivos por los que añadir una persona a tus fotos es un gran acierto:

1. Añades un punto de interés

Es algo natural en las personas: buscamos algo que podamos reconocer; que nos resulte conocido.

Así que cuando colocas a una persona en un paisaje, haces que ésta llame poderosamente la atención de los ojos del que está mirando la foto.

Persona llamativa en foto

Eso significa que si colocas al elemento humano en un punto alejado del primer plano, los ojos del que mira, recorrerán toda la fotografía buscándolo. Y eso se traduce automáticamente en un mayor interés en esa foto.

Es algo así como un “Buscando a Wally”: hasta que no encuentras a Wally, tus ojos mantienen la atención recorriendo cada rincón de la fotografía.

2. Creas escala

Una de las cosas más difíciles de transmitir en fotografía es el tamaño de las cosas.

Es por eso que cuando queremos vender algo en el mercado de segunda mano, se suele colocar la mano, un bolígrafo o una moneda junto al objeto en sí.

En fotografía de paisaje son las personas las que nos ayudan a crear escala. Nos permiten apreciar la grandiosidad de unas montañas o las dimensiones de un monumento/edificio.

Medir escala en fotografía

Así que dale fuerza a tu imagen colocando a una persona que nos ayude a imaginarnos el tamaño de lo que tus ojos están viendo. Sólo así podrá el espectador hacerse una idea de lo que tú estás sintiendo o viendo.

3. Aportas más profundidad

Especialmente en fotografía de paisaje es difícil distinguir las distancias entre los diferentes planos de una fotografía.

Es decir, a veces nos cuesta saber si lo que vemos más alejado en una foto está a una distancia de 10 o de 100 metros.

Añadiendo una persona en el primer plano conseguimos separar mejor los distintos planos que aparecen en la imagen y dará una mayor sensación de profundidad.

Persona en primer plano

4. Transmites emociones

Puedes estar en la localización más bella del mundo, realizar la mejor composición e ir a la mejor hora del día a sacar la foto, y a pesar de todo no transmitir absolutamente nada.

¿Qué te hacía sentir ese lugar? ¿Soledad? ¿Libertad? ¿Te sentías pequeño? ¿Abrumado?

Nunca lo sabremos porque no aparecía ninguna persona que lo transmitiera en esa foto “perfecta”.

Prueba a colocar a una persona en ese incomparable marco y observa cómo actúa ante la realidad que está viviendo.

Y dispara la foto.

Puede que la foto deje de ser perfecta en cuanto a composición o luz, pero seguro que calará mucho más hondo y tendrá mucho más interés para todos aquellos que la vean.

Transmitir sentimientos en fotografía

5. Creas recuerdos y no postales

Has vuelto de tu viaje y te llevas contigo un montón de fotos alucinantes de los lugares más famosos y fotogénicos.

Es más, cuando descargas las fotos a tu ordenador, sientes satisfacción y orgullo porque, de verdad, esta vez sí, te has traído fotos preciosas contigo.

Pero pasan los días, los meses o incluso los años y vuelves a esa carpeta olvidada de tu ordenador para volver a ver las fotos.

Es entonces cuando te preguntas: ¿dónde están mis recuerdos?

Puedes tener una preciosa foto de la vía láctea, pero ¿dónde están los recuerdos de aquella acampada con amigos?

O quizá tengas un alucinante paisaje de aquel roadtrip por Estados Unidos, pero ¿dónde está el recuerdo de cuando os quedasteis tirados por un pinchazo en una rueda?

Personaliza tus fotografías de viaje y no crees un puñado de postales como las que podrías encontrar en un catálogo.

Las fotos no sólo sirven para alimentar tu ego-fotográfico, sino que tienen el propósito de crear recuerdos que te hagan revivir para siempre los momentos que viviste en ese viaje.

Crear recuerdos fotográficos

Así que haz más fotos de ti, de los que te acompañan en tu viaje o de todos aquellos que se han cruzado en tu camino significativamente. Seguro que a la larga, lo agradecerás.

 

¡Déjame tu opinión en los comentarios! ¿Estás de acuerdo con que añadir una persona a tus fotografías les aporta un extra?

Comments:

post a comment